Interpretación Pedagógica de cualquier fase de la Lógica Computacional

El proceso de enseñanza-aprendizaje, al igual que cualquier otro tipo de proceso, requiere para su desarrollo partir del conocimiento del estado inicial del objeto, en este caso del estado de preparación del alumno, por lo cual la realización del diagnóstico resulta una exigencia obligada es por esto que utilizaremos el Diagnostico Pedagógico Integral ya que es un proceso complejo en el que participan el colectivo de profesores y los estudiantes, que nos permite plantearnos un punto de partida acerca del estado pedagógico individual de cada alumno y del grupo clase, sobre la base de la interpretación de los resultados obtenidos, mediante un proceso investigativo sistémico intencionalmente dirigido a determinar el estado pedagógico real y potencial, y que se construye con la caracterización, el pronóstico de desarrollo, la estrategia de intervención y el sistema de medición de los resultados del proceso formativo; por lo tanto debemos realizar una caracterización en lo individual teniendo en cuenta:

 

  • La capacidad para el aprendizaje (rigidez-flexibilidad ante lo nuevo por comprender; desarrollo de los procesos de análisis-síntesis, comparación, abstracción, generalización; propiedades del pensamiento).
  • Conocimientos, habilidades y hábitos precedentes y con potencialidades para ser desarrollados.
  • Habilidades y hábitos para el trabajo docente.
  • La actitud del educando ante el estudio.
  • El entorno familiar.
  • La autoestima y el reconocimiento en el grupo y socialmente.
  • Proyección de los valores en sus modos de actuación.

Los procesos que componen el Diagnóstico Pedagógico Integral son:

A) La caracterización pedagógica: proceso mediante el que se determina el «estado pedagógico» de los estudiantes y del grupo clase, así como del entorno en que se desarrolla la actividad formativa. Incluye una valoración de los recursos, tales como el estado de la instalación, medios, equipamiento de laboratorios, bibliografía, situación de la residencia estudiantil y estado integral de los centros donde se realiza la práctica laboral.

B) El pronóstico de desarrollo: se realiza sobre la base de la caracterización pedagógica, tomando como punto de partida el "estado pedagógico real", se modela el «estado pedagógico potencial» y se define el "estado pedagógico objetivamente alcanzable" en un periodo prefijado con antelación. Se tienen en cuenta los objetivos del modelo del profesional, las potencialidades de los estudiantes, la situación del claustro, las condiciones del centro pedagógico y las escuelas de práctica laboral.

C) La estrategia de intervención formativa: Se compone del sistema de acciones que se diseña por el colectivo de profesores y la participación activa de los estudiantes de una carrera. Se concreta en el plano individual y colectivo y en las esferas afectivas y cognitivas. Se proyecta a corto, mediano y largo plazo.

En esta estrategia se delimitan acciones de carácter:

  • Formativo: tiene como objetivo esencial desarrollar las cualidades morales de la personalidad del estudiante, así como el sistema de valores.
  • Complementario: posibilita desarrollar habilidades y conocimientos de los que adolece el estudiante y que necesita para enfrentar con éxito las exigencias de la carrera.
  • Profesional: acciones que modelan la realidad escolar o acciones que se desarrollan en el medio real donde ejercerá su profesión.
  • Investigativo: acciones que permiten la solución de los problemas pedagógicos por la vía científica.
  • Desarrollador: acciones en las que el estudiante identifica sus potencialidades, construye sus propias herramientas para enfrentar los problemas y se prepara para el autoperfeccionamiento profesional.

D) El sistema de medición: Resulta de la determinación coherente de los indicadores y parámetros que permiten determinar la calidad del proceso de formación del profesional. Se proyecta en correspondencia con los objetivos estatales definidos por el plan de estudios y el pronóstico de desarrollo de cada estudiante, tiene en cuenta el plano individual y colectivo, la evaluación integral del estudiante y de los resultados del proceso formativo en una etapa dada.

Aunque la multiplicidad de aspectos, por su variedad y naturaleza, que se tienen en cuenta para la elaboración del Diagnóstico Pedagógico Integral propician el uso de distintos métodos, consideramos que los más empleados son:

• El análisis de la documentación del escolar (expediente histórico).

• La aplicación de encuestas, entrevistas y pruebas de lápiz y papel.

• La observación del desempeño del escolar en su labor diaria.

• Métodos estadísticos para el procesamiento de la información.

La inteligencia es la capacidad del sujeto para solucionar problemas, conjugando sus recursos cognitivos y personales de forma flexible y económica, adecuada a las exigencias del medio y de los objetivos y metas perseguidas y supone un eficiente nivel de control y regulación de dicha actividad.

Por tanto, la «inteligencia» se cultiva, se desarrolla, no es un atributo natural que se les niega a uno y está presente en otros. Sólo mediante un consecuente proceso pedagógico, centrado en el alumno, que valore sus potencialidades, desarrollador por excelencia, es posible formar un profesional en condiciones de enfrentar las exigencias que el nuevo milenio nos impone. En este sentido el Diagnóstico Pedagógico Integral es imprescindible para la conformación del proceso formativo.

Algunas de las limitaciones de los multimedia que se han apuntado en relación a estos factores serían:

• En la dimensión tecnológica, algunos programas se construyen más sobre la base de los principios técnicos y estéticos, que didácticos y educativos, asumiendo que es más importante la forma que el contenido.

• Respecto a las limitaciones de los estudiantes, los estudiantes suelen tener poca formación para interaccionar con el programa y además, no siempre están dispuestos a hacer el esfuerzo que requiere la construcción significativa de los conocimientos.

• Desde la perspectiva metodológica y didáctica, se requiere un mayor número de investigaciones orientadas a establecer pautas para su inserción con contextos Educativos